google-site-verification: google812cc7c80debd47d.html
ESTE SITIO CUENTA CON UN LECTOR DE NOTICIAS PARA PERSONAS CIEGAS O DISMINUIDAS VISUALES QUE FIGURA AL PIE DE CADA POST.

17 de marzo de 2012

Ortografía básica, nueva edición más breve de la Real Academia Española.

Llega la Ortografía básica, más breve y manejable pero con las mismas reglas
Madrid, 16 mar (EFE).- La Real Academia Española lanza el 20 de marzo la "Ortografía básica de la lengua española", más breve y manejable que la versión mayor y con redacción más sencilla, pero con las mismas normas, algunas tan polémicas como la supresión de la tilde en "guion" o la recomendación de llamar "ye" a la "i griega".
Libro de "Ortografía básica de la lengua española" que la Real Academia Española lanza el 20 de marzo. Este libro de bolsillo es más breve y manejable que la versión mayor y con una redacción más sencilla, pero con las mismas normas, algunas tan polémicas como la supresión de la tilde en "guion" o la recomendación de llamar "ye" a la "i griega". EFE"La Ortografía básica va muy al grano, es fácil de consultar y de transportar", afirma en una entrevista con Efe el académico Salvador Gutiérrez, coordinador de la versión amplia que se publicó en diciembre de 2010, y de la nueva que aparece ahora, llamada a ser "la 'Ortografía' de todo el mundo que habla y escribe español"
El contenido normativo "es el mismo" que en la amplia, una obra panhispánica fruto de la colaboración entre las 22 Academias de la Lengua Española.
Publicada por Espasa, que en los próximos meses la distribuirá en los países hispanoamericanos, la "Ortografía básica" cuesta 18,15 dólares y tiene 228 páginas, frente a las 745 de su "hermana mayor". Contiene varios apéndices y un índice de materias que no figuraba en la versión de 2010.
"Es un libro de bolsillo, muy fácil de manejar y muy fácil de leer porque se han eliminado los razonamientos teóricos y las explicaciones enciclopédicas". Es una ortografía "muy cercana al usuario", asegura Gutiérrez, académico de la Lengua española y gran experto en estas materias.
"Tocar la ortografía es como tocar el alma", le decía a EFE el anterior director de la Real Academia Española y actual director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, cuando se aprobó la versión amplia y se produjo un revuelo enorme por algunos de los cambios que se proponían. Los mismos que ahora se incluyen en la básica.
Polémica causó -y sigue causando- la recomendación de suprimir la tilde del adverbio "solo" y de los pronombres demostrativos, incluso en casos de posible ambigüedad ("voy solo al cine" o "llega esta tarde").
Con la nueva Ortografía es obligatorio no poner tilde en monosílabos con diptongo ortográfico del tipo de guion, truhan, Sion, aunque algunos hablantes pronuncien esas palabras con hiato.
Revuelo inmenso produjo también la pretensión de las Academias de unificar las distintas denominaciones que reciben en cada país las letras del alfabeto.
Al final la sangre no llegó al río y se recomienda decir "be", "uve", "uve doble" y "ye", pero se deja libertad para llamarlas, allí donde sea costumbre, "be larga" o "be grande"; "ve corta" o "ve baja"; "ve doble", "doble ve" o "doble uve", e "i griega". A la "i" también es correcto llamarla "i latina".
La "ch" y la "ll" dejan definitivamente de ser letras del alfabeto y se quedan en dígrafos, algo que no causó polémica porque en la edición de 2001 del Diccionario ya no figuraban como letras independientes.
El prefijo "ex-" debe escribirse unido a la base léxica si afecta a una sola palabra: exmarido, exministro, expresidente, pero se dirá "ex capitán general".
La Ortografía establece que la escritura con "q" de algunas palabras (Iraq, Qatar, quásar, quórum) representa "una incongruencia con las reglas". Para evitarla han decidido escribirlas con "c" o con "k", según los casos: Irak, Catar, cuásar cuórum.
Esta obra de referencia no se olvida de las nuevas tecnologías y se muestra consciente de que "la rapidez y la economía suelen ser factores determinantes" en los correos electrónicos, foros, chats, y mensajes de móvil.
Por eso, se considera admisible que se prescinda de las mayúsculas en los mensajes de móvil y en los chats, pero no en las comunicaciones electrónicas, en las que se deben "aplicar con rigor las normas ortográficas".
Los hispanohablantes se han tenido que olvidar también de escribir con mayúscula inicial los sustantivos que designan títulos nobiliarios, dignidades y cargos (ya sean civiles, militares, religiosos, públicos o privados), y deberán poner "majestad", "rey", "reina" o el "papa".
En cuanto a Dios, depende. Se escribirá con mayúscula cuando se aluda al ser supremo de una religión monoteísta ("Dios envió a su hijo para salvarnos"), pero con minúscula cuando se refiera al ser supremo de modo genérico o a divinidades de religiones politeístas ("Jehová es el nombre hebreo del dios de judíos y cristianos").
Y se escribirá "Se cree Dios", pero "se cree un dios".
Ana Mendoza
Libro de "Ortografía básica de la lengua española" que la Real Academia Española lanza el 20 de marzo. Este libro de bolsillo es más breve y manejable que la versión mayor y con una redacción más sencilla, pero con las mismas normas, algunas tan polémicas como la supresión de la tilde en "guion" o la recomendación de llamar "ye" a la "i griega".
 

NUEVOS APORTES PARA LAS MUJERES.


 Novedades que deberás consultar con tu ginecólogo
Espero que te sea útil.
Abrazo de rana!
El Pap es necesario cada tres años:
Recién a partir de los 21 años, aunque ya sean sexualmente activas.

 
Por Genevra Pittman
NUEVA YORK (Reuters Health) - Un panel de expertos en salud de Estados Unidos concluyó que las mujeres deberían hacerse el Papanicolaou o Pap cada tres años para detectar precozmente el cáncer de cuello uterino y recién a partir de los 21 años, aunque ya sean sexualmente activas.
La declaración del Grupo Operativo de Servicios Preventivos (USPSTF por su sigla en inglés) coincide con las guías de tres sociedades científicas oncológicas del país presentadas el mismo día.
A los 30 años, las mujeres deben poder optar por la realización del test cada cinco años si eligen combinar el Pap con el análisis del virus del papiloma humano (VPH).
"Lo importante es la recomendación enfática de realizar el análisis", dijo la doctora Virginia Moyer, que preside el USPSTF y es pediatra de la Escuela Baylor de Medicina y del Hospital de Niños de Texas, en Houston.
La recomendación de realizar el Pap cada tres o cinco años surge de la evidencia de que el cáncer de cuello uterino es de crecimiento relativamente lento, de modo que la experta consideró muy poco probable que una mujer desarrolle cáncer avanzado en unos pocos años después de un resultado negativo.
"Las mujeres que desarrollan cáncer de cuello uterino y mueren por esa causa son las que no se realizan los controles de rutina", dijo Moyer. "El problema no es la mujer que no se realizó un control en un par de años", agregó.
Las nuevas recomendaciones del USPSTF surgen de una revisión de la evidencia disponible de la efectividad del test para detectar lesiones precancerosas y de los efectos adversos físicos y psicológicos del Pap y el análisis del VPH. Las guías aparecen publicadas en Annals of Internal Medicine.
El panel identificó beneficios del Pap cada tres años en las mujeres de entre 21 y 65 años o cada cinco años cuando se combina con el análisis del VPH a partir de los 30 años.
Las menores de 30 años no deberían realizarse la prueba de detección del VPH porque la infección de transmisión sexual, que es común en la población joven, desaparece sola sin elevar el riesgo de desarrollar cáncer.
Las mayores de 65 años controladas de manera regular también estarían protegidas, salvo que tengan un alto riesgo por lesiones precancerosas previas.
Hasta contar con más datos sobre la población femenina vacunada contra el VPH, el panel recomienda que las mujeres sigan haciéndose el análisis habitual.

LAS SOCIEDADES CIENTIFICAS COINCIDEN
Las guías coinciden con las de la Sociedad Estadounidense de Oncología, la Sociedad Estadounidense de Colposcopía y Patologías del Cuello Uterino y la Sociedad Estadounidense de Patología Clínica.
Esos grupos respaldan el test con Pap y análisis del VPH cada cinco años a partir de los 30, pero consideran aceptable la realización del Pap cada tres años. Los controles deben realizarse entre los 21 y 65 años en la mayoría de los casos.
En su reporte, publicado en CA: A Cancer Journal for Clinicians y otras revistas, el grupo estima que sin el control, entre 31 y 33 de cada 1.000 mujeres de Estados Unidos desarrollarían cáncer de cuello uterino. Con un Pap cada tres años, la cifra se reduce a entre cinco y ocho cada 1.000 mujeres.
"Los controles excesivos y cada vez más sensibles detectan infecciones primarias benignas que sería mejor no identificar", opinó Philip Castle, director del Instituto de la Sociedad Estadounidense de Patología Clínica, que participó de la redacción de las guías.
"Ir más allá de lo que recomienda la evidencia puede dañar a los pacientes y no debería minimizarse", agregó.
Eso incluye los efectos psicológicos de un resultado anormal, seguido de algunos procedimientos de control uterino que aumentan la posibilidad de que más adelante la paciente tenga un bebé prematuro.
Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades estiman que, cada año, unas 12.000 mujeres estadounidenses desarrollan cáncer de cuello uterino por una cepa cancerígena del VPH.
Castle consideró que lo más importante es trabajar para que todas las mujeres accedan a los niveles básicos de control clínico, en especial las mujeres pobres de áreas aisladas.
(FUENTES: Annals of Internal Medicine and CA: A Cancer Journal for Clinicians, online 14 de marzo del 2012.)
_________________________________________
 Tu comentario es muy importante. Espero tu aporte!
 Contacto: carne_dedivan@yahoo.com.ar

JUANA LARRANA EN EL DIVÁN

JUANA LARRANA EN EL DIVÁN
Llevate la imagen de Juana!!!!
Se produjo un error en este gadget.
Se produjo un error en este gadget.

Tu búsqueda.

Google
 

Add This

Bookmark and Share

Horóscopo

TAROT desde el Diván.

El mundo en un diván.

Visitante número:

Vistas a la página totales

El mundo no duerme...