google-site-verification: google812cc7c80debd47d.html
ESTE SITIO CUENTA CON UN LECTOR DE NOTICIAS PARA PERSONAS CIEGAS O DISMINUIDAS VISUALES QUE FIGURA AL PIE DE CADA POST.

11 de enero de 2009

PENA DE DRAGÓN. Gustavo Roldán*

DEDICADO AL DRAGÓN QUE ABRIGAN MIS HERMANOS. Carne de Diván
Larga y negra es la pena de un dragón.
Nunca sabe de dónde viene la pena, pero cuando llega, el mundo se oscurece y todos creen que hubo un eclipse, de repente el sol queda tapado y los pájaros dejan de cantar. Porque el tamaño de la pena de un dragón es igual al tamaño del sol, y la pena vuela y se instala justo allí, en ese lugar donde estaba la luz.
Entonces los pájaros dejan de cantar y se esconden en sus nidos, las flores se cierran suavemente, confundidas, y las hormigas se van a la cueva más honda, con un desasosiego que las hace chocar unas contra otras equivocando su camino.
Nadie puede saber cuándo les llega la pena a los dragones. Ellos tampoco. Simplemente, en algún momento, los invade una sensación de estar equivocados, de estar en un lugar que no es su lugar.
Entonces los cubre la pena, como una sombra larga, amarga, y su enorme corazón de dragón hace un ruido de ríos que desbordan, de vientos de furia que pasan arrasando los árboles y desgastando las montañas.
Mucho tiempo dura la pena de un dragón. Por lo menos a ellos les parece un tiempo muy largo y muy lento.
Pero no debe ser cierto. Si fuera cierto el mundo se terminaría, porque no puede estar cien años en la oscuridad. Porque ése es el tiempo que creen los dragones que les dura la pena.
Tal vez no sea sino un pequeño rato del tamaño de un suspiro, pero ellos sienten que una pena tan enorme tiene que durar un tiempo tan enorme.
Los dragones, que saben de muchas cosas, no tienen una medida exacta del tiempo afuera y del tiempo adentro de su corazón.
Del libro "Dragón" Edit. Sudamericana 1997
_________________________________________
*Gustavo Roldán nació en el Chaco, Argentina, en 1935, y vivió en el monte, en Fortín Lavalle, cuando la tierra era plana y la luna se apoyaba en la copa de los árboles, aunque siempre en el que estaba más allá. Además de escritor, es carpintero y aprendiz de mago. Fue Premio Konex 1994 por la totalidad de su obra.
www.carnededivan.blogspot.com
Contacto: carne_dedivan@yahoo.com.ar

MANDALA PARA PNITAR

ESTA VEZ, DRAGONES.
Se trata de seres fantásticos que han sido percibidos de manera diferente por diversas culturas alrededor del mundo. Generalmente se los muestra con alas, cuerpo escamoso y se les asigna la capacidad de respirar o lanzar fuego. Se desconoce el origen de su aspecto físico, aunque se estima que nació espontáneamente en distintas culturas del mundo basado libremente en el aspecto de una serpiente y de un dinosaurio.
Los orientales los consideran benévolos, mientras que los dragones europeos suelen ser malévolos (aunque hay excepciones a estas reglas). Los dragones malignos también se encuentran en la mitología persa –por ejemplo, Azhi Dahaka– y en otras culturas. Muchas veces, los dragones presentan una importante significación espiritual. En Oriente es venerado como símbolo de las fuerzas de la naturaleza y del universo. A menudo se los asocia con la sabiduría y la longevidad; en las leyendas coreanas, chinas y japonesas se les confiere poderes mágicos y energía sobrenatural positiva. En algunas culturas se les atribuye el don de la palabra y cualidades humanas.
Según los egipcios, Apohis, dragón de la oscuridad, era expulsado cada mañana por Ra, el Dios sol. En las Sagradas Escrituras hebreas, el dragón representa la muerte y el mal. Los cristianos heredaron la idea hebrea del dragón que aparece en la principal literatura terrorífica de la Biblia, sobre todo en el Apocalipsis, y en otras tradiciones posteriores. En el arte cristiano, el dragón simboliza el pecado y como tal aparece aplastado bajo el pie de santos y mártires simbolizando el triunfo de los cristianos sobre el pecado y, por lo tanto, sobre el paganismo. La leyenda de san Jorge y el dragón ilustra claramente este significado. En la mitología clásica, se asocia el dragón con un guardián. El de Ladon protege las manzanas de oro en el jardín de las Hespérides, papel que reaparece en los romances medievales, donde los dragones custodian, con frecuencia, doncellas cautivas. Los griegos y los romanos creían que eran capaces de entender, y transmitir a los mortales, los misterios del mundo.
En China y Japón el dragón representa el poder espiritual supremo y es el símbolo más antiguo y más ubicuo del arte oriental.
Los dragones representan el poder terrenal y celestial, el conocimiento y la fuerza. Viven en el agua y proporcionan salud y buena suerte y, según la creencia china, traen la lluvia para las cosechas.
El dragón de los tradicionales desfiles chinos de Año Nuevo repele los malos espíritus que podrían echar a perder el año que se inicia.
El dragón de cinco garras se convirtió en el emblema imperial chino; el de cuatro es el dragón normal, y el japonés tiene tres garras.
COLORES
Los dragones chinos adoptaban diferentes colores según las circunstancias que debían representar. Aparecían de negro para revelar la llegada de la Destrucción, mientras los dragones amarillos prefiguraban la Muerte. Por el contrario, los dragones azules comunicaban el nacimiento de un personaje célebre. Se dice que cuando nació Confucio, aproximadamente en el año 550 AC., dos dragones de color azul sobrevolaban la vivienda en que se produjo el suceso.
DRAGONES Y LITERATURA
“El dragón posee la capacidad de asumir muchas formas, pero son inescrutables. En general lo imaginan con cabeza de caballo, cola de serpiente, grandes alas laterales y cuatro garras, cada una provista de cuatro uñas. Se habla asimismo de sus nueve semblanzas; sus cuernos se asemejan a los de un ciervo, su cabeza a la del camello, sus ojos a los de un demonio, su cuello al de la serpiente, su vientre al de un molusco, sus escamas a las de un pez, sus garras a las del águila, las plantas de sus pies a las del tigre y sus orejas a las del buey. Hay ejemplares a quienes les faltan las orejas y que oyen por los cuernos. Es habitual representarlos con una perla que pende de su cuello y es emblema del Sol. En esa perla está su poder. Es inofensivo si se la quitan. (...) Durante siglos, el Dragón fue el emblema imperial. El trono del emperador se llamó el Trono del Dragón; su rostro, el Rostro del Dragón. Para anunciar que el emperador chino había muerto, se decía que había ascendido al firmamento sobre un dragón”” (Fuente bibliográfica: El Libro de los Seres Imaginarios, Jorge Luis Borges).
PSICOLOGÍA BARATA Y...
Y buéh, hay de todo y para todos.
Soñar con dragones.
Se deja arrastrar por sus pasiones. Debe intentar dominar su temperamento y su naturaleza violenta. - El que sueña con un dragón muere. Verse arrastrado por un dragón es un castigo que recibirá de las autoridades civiles, de Dios o de su jefe inmediato.
- Verse convertido en un dragón: vivirá muchos años y será exaltado a altas posiciones.
- Comer de la carne de un dragón es dinero que recibirá del gobierno.
- Acercarse al dragón y no ser dañado por dicha serpiente, es signo de bienestar y abundancia.
- Tener un dragón en el sueño es un triunfo. Esta última visión se interpreta esotéricamente en la forma siguiente: el dragón es símbolo de nuestro instinto; dominarlo por medio de las fuerzas morales y la Razón Esencial, es dominar los pensamientos agresivos y destructivos. Por consiguiente el que sueña de este modo revela un hombre que ha vencido a sus caprichos, pasiones, frenando su animalidad en las horas de prueba y triunfando sobre su “yo” inferior.
- No todos los hombres se hallan capacitados para enfrentarse a sí mismo en sus luchas internas. Es por esto que muchos perecen en la lid, moralmente hablando.
- El dragón es el "animal" por excelencia, el guardián del tesoro o de la doncella (el alma), el enemigo primordial, y combatir contra él es la gran prueba, la gran iniciación.
- Puede decirse que la lucha contra el dragón simboliza la lucha del YO contra las tendencias e instintos regresivos, para liberar el alma.
- Verlo: presagia graves dificultades con los suyos o en su medio profesional.
- Furioso, lanzando llamas y humo: amenaza de un peligro inminente del que haría bien en cuidarse. - - De colores múltiples y vivos: mal augurio, traición, perfidia de sus adversarios.
- Matarlo o hacerlo huir: triunfo sobre sus enemigos.
- Es posible que en el transcurso de un sueño aparezca solamente una parte de este animal. El significado sería el mismo, pero con menores consecuencias.
INDEPENDIENTEMENTE DE LO QUE INVESTIGUEMOS SOBRE DRAGONES, PINTAR MANDALAS ARMONIZA, TIENE EFECTOS TRANQUILIZADORES Y ES UNA SANA MANIFESTACIÓN DE NUESTRO ARTE INTERIOR.

JUANA LARRANA EN EL DIVÁN

JUANA LARRANA EN EL DIVÁN
Llevate la imagen de Juana!!!!
Se produjo un error en este gadget.
Se produjo un error en este gadget.

Tu búsqueda.

Google
 

Add This

Bookmark and Share

Horóscopo

TAROT desde el Diván.

El mundo en un diván.

Visitante número:

Vistas a la página totales

El mundo no duerme...