google-site-verification: google812cc7c80debd47d.html
ESTE SITIO CUENTA CON UN LECTOR DE NOTICIAS PARA PERSONAS CIEGAS O DISMINUIDAS VISUALES QUE FIGURA AL PIE DE CADA POST.

29 de junio de 2008

EXPIACIÓN, DESEO Y PECADO. Una película para recomendar.

Acabo de ver esta película, cuyo título original es Atonement (Expiación); y todavía no logro despegar del relato, las imágenes y la banda sonora. Una historia que despliega el amplio abanico de las miserias humanas, atravesado por el amor en su aspecto más doloroso.
Ambientación impecable, como la fotografía. Flash back oportunos que mantienen la atención y generan una buena tensión en el relato.
En fin, los tecnicismos no sirven. Les recomiendo que la vean (pero eviten hacerlo un domingo al atardecer)


16 de junio de 2008

LA FRASE DE LA SEMANA. "Lilita" Carrió.

-"Miren muchachos, esto se arregla en julio. Dos cuestiones: o se arregla porque llegan a un acuerdo, y se terminó el problema; o ella se va y se terminó el problema también." (Elisa Carrió)
¡¡¡¡¡¡¡Qué democrática Lilita!!!!! Para los lectores de otros países, les cuento que esta mal nacida se postuló como candidata a Presidente de la Nación y sigue con la misma idea para el 2011.
Una vergüenza Dra. Carrió. En momentos tan difíciles, tan hondamente dolorosos como los que estamos viviendo, su boca y su trasero cambian de lugar y Ud. no hace más que hablar pura mierda.
La mediocridad no es democrática. Afortunadamente no se encarna en todos.

13 de junio de 2008

Gabriel García Marquez. Especial para estos días...


UN DÍA DE ESTOS




El lunes amaneció tibio y sin lluvia. Don Aurelio Escovar, dentista sin título y buen madrugador, abrió su gabinete a las seis. Sacó de la vidriera una dentadura postiza montada aún en el molde de yeso y puso sobre la mesa un puñado de instrumentos que ordenó de mayor a menor, como en una exposición. Llevaba una camisa a rayas, sin cuello, cerrada arriba con un botón dorado, y los pantalones sostenidos con cargadores elásticos. Era rígido, enjuto, con una mirada que raras veces correspondía a la situación, como la mirada de los sordos.

Cuando tuvo las cosas dispuestas sobre la mesa rodó la fresa hacia el sillón de resortes y se sentó a pulir la dentadura postiza. Parecía no pensar en lo que hacia, pero trabajaba con obstinación, pedaleando en la fresa incluso cuando no se servía de ella.

Después de las ocho hizo una pausa para mirar el cielo por la ventana, vio dos gallinazos pensativos que se secaban al sol en el caballete de la casa vecina. Siguió trabajando con la idea de que antes del almuerzo volvería a llover. La voz destemplada de su hijo de once años lo sacó de su abstracción.

- Papá

- Qué

- Dice el alcalde que si le sacas una muela.

- Dile que no estoy aquí.

Estaba puliendo un diente de oro. Lo retiró a la distancia del brazo y lo examinó con los ojos a medio cerrar. En la salita de espera volvió a gritar su hijo.

- Dice que sí estás porque te está oyendo.

EI dentista siguió examinando el diente. Sólo cuando lo puso en la mesa con los trabajos terminados, dijo:

- Mejor.

Volvió a operar la fresa. De una cajita de cartón donde guardaba las cosas por hacer, sacó un puente de varias piezas y empezó a pulir el oro.

- Papá.

- Qué.

Aún no había cambiado de expresión.

- Dice que si no le sacas la muela te pega un tiro.

Sin apresurarse, con un movimiento extremadamente tranquilo, dejó de pedalear en la fresa, la retiró del sillón y abrió por completo la gaveta inferior de la mesa. Allí estaba el revólver.

- Bueno - dijo - Dile que venga a pegármelo.

Hizo girar el sillón hasta quedar de frente a la puerta, la mano apoyada en el borde de la gaveta. El alcalde apareció en el umbral. Se había afeitado la mejilla izquierda, pero en la otra, hinchada y dolorida, tenía un barba de cinco días. El dentista vio en sus ojos marchitos muchas noches de desesperación. Cerró la gaveta con la punta de los dedos y dijo suavemente:

- Siéntese.

- Buenos días - dijo el alcalde.

- Buenos - dijo el dentista.

Mientras hervían los instrumentales, el alcalde apoyó el cráneo en el cabezal de la silla y se sintió mejor. Respiraba un olor glacial. Era un gabinete pobre: una vieja silla de madera, la fresa de pedal y una vidriera con pomos de loza. Frente a la silla, una ventana con un cancel de tela hasta la altura de un hombre. Cuando sintió que el dentista se acercaba, el alcalde afirmó los talones y abrió la boca. Don Aurelio Escovar le movió la cara hacia la luz. Después de observar la muela dañada, ajustó la mandíbula con una cautelosa presión de los dedos.

- Tiene que ser sin anestesia - dijo.

- ¿Por qué?

- Porque tiene un absceso.

El alcalde lo miró en los ojos.
- Está bien - dijo, y trató de sonreír.

El dentista no le correspondió. Llevó a la mesa de trabajo la cacerola con los instrumentos hervidos y los sacó del agua con unas pinzas frías, todavía sin apresurarse. Después rodó la escupidera con la punta del zapato y fue a lavarse las manos en el aguamanil. Hizo todo sin mirar al alcalde. Pero el alcalde no lo perdió de vista.

Era un cordal inferior. El dentista abrió las piernas y apretó la muela con el gatillo caliente.

El alcalde se agarró a las barras de la silla, descargó toda su fuerza en los pies y sintió un vacío helado en los riñones, pero no soltó un suspiro. El dentista sólo movió la muñeca. Sin rencor, más bien con una amarga ternura, dijo:

- Aquí nos paga veinte muertos, teniente.

El alcalde sintió un crujido de huesos en la mandíbula y sus ojos se llenaron de lágrimas.

Pero no suspiró hasta que no sintió salir la muela. Entonces la vio a través de las lágrimas. Le pareció tan extraña a su dolor, que no pudo entender la tortura de sus cinco noches anteriores. Inclinado sobre la escupidera, sudoroso, jadeante, se desabotonó la guerrera y buscó a tientas el pañuelo en el bolsillo del pantalón. El dentista le dio un trapo limpio.

- Séquese las lágrimas - dijo.

El alcalde lo hizo. Estaba temblando. Mientras el dentista se lavaba las manos, vio el cielorraso desfondado y una telaraña polvorienta con huevos de araña e insectos muertos. El dentista regresó secándose las manos. 'Acuéstese -dijo- y haga buches de agua de sal.' El alcalde se puso de pie, se despidió con un displicente saludo militar, y se dirigió a la puerta estirando las piernas, sin abotonarse la guerrera.

- Me pasa la cuenta - dijo.

- ¿A usted o al municipio?

El alcalde no lo miró. Cerró la puerta, y dijo, a través de la red metálica:
- Es la misma vaina.

8 de junio de 2008

¿LO HABRÁN ENTERRADO BIEN?

Amigos lectores: les dejo este videíto del fallecido, esperando que sea recordado como merece; brindando y rezando para que le nieguen la entrada hasta en el mismo infierno.
Para los países amigos que nos leen, les aclaro que se trata de un pseudo-moralista, golpista, derechista, que curraba como periodista; que mantuvo relaciones carnales con todos los gobiernos (casi todos) porque, como él mismo dijo: "lo importante es generar riqueza, no distribuirla..." y de ese modo generó la suya. Por último quiero expresar que gracias a Neustadt descubrí que Dios existe: por lo menos no dejó descendencia.
Chau Bernie "...Y que te falte el amor"

2 de junio de 2008

Video: La Ley de Atracción.

¿Cómo podemos pensarlo desde la Ciencia?

Jornadas de Capacitación. Pami, UTE y Abuelas de Plaza de Mayo.

JORNADAS DE CAPACITACION: "ABUELAS RELATORAS POR LA IDENTIDAD, LA MEMORIA Y LA INCLUSIÓN SOCIAL"

LUNES 2, 9 y Martes 17 de junio, en el horario de 10.00 a 12.30 hs.
Dirección: Viamonte 2530

MÓDULOS Y DESARROLLO DE LAS JORNADAS:
MODALIDAD TEÓRICO PRÁCTICA, TRABAJO EN TALLERES.

MÓDULO I: Lunes 2 de junio de 2008- 10 hs.A cargo del: Ministerio de Justicia Seguridad y Derechos Humanos de la Nación – Secretaría de Derechos Humanos – Subsecretaría de Promoción. Lic. Carlos Dasso.
Ejes temáticos Identidad, Memoria, Derechos Humanos.
La Mujer y el ejercicio de los Derechos Humanos.
Derechos de la Ancianidad (1949).
Principios de Naciones Unidas para las personas de Edad (1991).
Derechos de los niños y niñas.
El trabajo solidario y la construcción de ciudadanía.
MÓDULO II: Lunes 9 de junio de 2008- 10 hs.A cargo de: Secretaría de Cultura de la Nación – Subsecretaría de Gestión Cultural –
Programa: Mujeres en Bibliotecas Populares y Espacios Comunitarios. María del Valle Aguilar (Coordinadora del Programa). Angie Kohon (Tallerista).
El relato como construcción social.
Memoria individual, Memoria colectiva.
Trascender del recuerdo privado o familiar al relato comunitario o colectivo.
Recuerdo, olvido, mitos y leyendas populares.
Rol de la Mujer en la reconstrucción del lazo social y el encuentro intergeneracional.

MÓDULO III: Martes 17 de junio de 2008- 10 hs.Invitada especial: Alba Lanzillotto – Secretaria de Abuelas de Plaza de Mayo y madrina del Grupo Llamarada.
Presentación de la experiencia de “Abuelas Relatoras – Grupo Llamarada”. A cargo del Equipo del Departamento Mujer, Familia y Voluntariado. Técnicas de lectura en voz alta y narración. A cargo del: Programa Nacional de Lectura. Lic. Silvia Paglieta.
Cierre y entrega de diplomas.
Fuente: UTE

CARNE DE DIVÁN SE SUMA A CTERA. Sr. Biolcati, no se cuelgue de nuestra historia.

Hay comparaciones que enaltecen. Otras, son verdaderos e inmerecidos insultos, como la comparación que el Sr. Biolcati tuvo el atrevimiento de plantear públicamente pretendiendo que su lucha se asemejaba a la Carpa Blanca de los docentes.

¡Sr. Biolcati, qué atrevimiento! Mientras miles y miles de docentes se manifestaban bajo un mismo lema y una misma bandera en TODO el país, sin dejarse tentar por intereses mezquinos ni partidarios, Ud. estaba enviando a sus empleados a contar vaquitas. LÁVESE LA BOCA ANTES DE NOMBRAR A LOS DOCENTES, Y DESPUÉS DE LAVÁRSELA VUELVA A NACER PARA APRENDER TODO DE NUEVO, Y EN UNA ESCUELA PÚBLICA. ¿ENTENDIÓ?

Pego debajo la nota enviada por la Junta Ejecutiva de CTERA.

JUANA LARRANA EN EL DIVÁN

JUANA LARRANA EN EL DIVÁN
Llevate la imagen de Juana!!!!
Se produjo un error en este gadget.
Se produjo un error en este gadget.

Tu búsqueda.

Google
 

Add This

Bookmark and Share

Horóscopo

TAROT desde el Diván.

El mundo en un diván.

Visitante número:

Vistas a la página totales

El mundo no duerme...