google-site-verification: google812cc7c80debd47d.html
ESTE SITIO CUENTA CON UN LECTOR DE NOTICIAS PARA PERSONAS CIEGAS O DISMINUIDAS VISUALES QUE FIGURA AL PIE DE CADA POST.

16 de mayo de 2008

De las abuelas. Hierbas curativas.


Nuestras abuelas manejaban esta información al dedillo, cuando la medicina alópata no estaba al alcance de todos.

Allá por el año 1993 estuve en Chile, parando en una humilde casa de familia en el barrio La Cisterna, Santiago. Las comidas diferentes, el agua, el clima y mi falta de plasticidad para adaptarme a los lugares nuevos, provocaron en mi cuerpo todo tipo de dolencias del aparato digestivo. Las mujeres de la casa lo curaban todo con una de sus "agüitas", que no eran otra cosa que infusiones en las que utilizaban distintos tipos de hierbas. Fueron más que efectivas, y hoy tuve ganas de divulgarlo. Así, porque sí. Aunque siempre recomiendo consultar al médico, que es lo que yo siempre hago, aunque se ría cuando le pregunto qué opina de los efectos de los "yuyitos".


Boldo

Esta yerba crece naturalmente en la mayor parte de Sudamérica, siendo sus flores y aromáticas hojas muy cotizadas medicinalmente. Principalmente, el boldo es una planta depurativa del sistema digestivo y urinario: elimina las impurezas que se acumulan cuando existe mal funcionamiento de los riñones o del hígado. Sus infusiones, consumidas durante un largo tiempo, facilitan la limpieza de la vesícula, evitando enfermedades en este organismo. Su efecto depurativo se ve potenciado cuando se consume junto a la achicoria o la zarzaparrilla.


Canela

De este aromático árbol se utiliza principalmente su corteza, especialmente como sazón en la repostería, confitería, algunas comidas y en la destilación de ciertos licores. Pero para la medicina popular es una gran yerba antiséptica y digestiva. Las "agüitas" de canela sirven para calmar los dólores de estómago, especialmente los producidos por afecciones intestinales y la diarrea. También se recomienda para aliviar catarros y bajar la fiebre, ya que sus infusiones hacen transpirar abundantemente. Para potenciar sus cualidades digestivas, se puede mezclar con menta, manzanilla o anís.


Cebolla

La famosísima verdura, indispensable en la dieta latinoamericana, es un excelente antiséptico, además de poseer cualidades expectorantes, depurativas, digestivas y diuréticas. Las delgadas "telas" que cubren la cebolla se utilizan desde hace siglos para desinfectar y sanar úlceras y heridas en la piel. Su tradicional uso en la ensalada ayuda a depurar la sangre junto con actuar como laxante suave. Como infusión es excelente para casos de afecciones respiratorias en los bronquios. Además, alivia la tos y ayuda a bajar la fiebre; se recomienda tomarla con hinojo y salvia. Eso sí, las personas con problemas al hígado o de estómagos muy sensibles deben evitar consumirla en altas cantidades.


Cilantro

Otro famoso condimento de grandes capacidades medicinales es el cilantro, con propiedades astringentes, digestivas y diuréticas. Tomarlo como infusión mejora el apetito en las personas que padecen de anemia, así como la digestión cuando se sufre de estreñimiento. Al igual que la cebolla, se ocupa para cicatrizar y desinfectar heridas y úlceras. También ayuda a disminuir las inflamaciones producto de golpes. Hay que tener cuidado con consumirlo en grandes cantidades, ya que puede producir mareos.


Laurel

Símbolo de la gloria, como se veía en las coronas de los emperadores romanos, las hojas de laurel son ampliamente utilizadas como condimento culinario. Lo que no mucha gente conoce son sus usos medicinales. El agua de laurel se usa para desinfectar heridas, llagas y granos propensos a infectarse; se recomienda mezclarlo con agua de eucalipto y romero para aumentar sus capacidades. Como enjuague, desinfecta la boca y la garganta quitando el mal aliento. Como infusión caliente, ayuda a mejorar la digestión y expulsar los gases que se acumulan en el estómago. Es útil también para disminuir los malestares menstruales.


Melisa

Las hojas de la Melisa -que se utilizan en la fabricación de perfumes y aceites- son conocidas como excelente calmantes y antiespasmódicos en la medicina natural. Su infusión, tomada caliente, ayuda a relajarse, por lo que se recomienda tomar una taza cada noche a las personas que sufren insomnio o pasan por períodos de tensión. También es útil para calmar las naúseas durante los primeros meses de embarazo. Beberla tras las comidas ayuda a la digestión y se recomienda mezclarla con manzanilla o anís.


Menta

Esta popular planta de hojas pequeñas y flores lilas, que también se utiliza en postres, licores e incluso perfumes por su aroma tan característico, medicinalmente tiene cualidades analgésicas, antiespasmódicas y calmantes. Por lo tanto, es ideal para combatir dolores de origen nervioso como algunos malestares estomacales y de la menstruación. Sus poderes curativos se extienden al hígado y la vesícula; utilizada como infusión, durante largos períodos, mejora el funcionamiento de estos órganos. El brebaje con manzanilla potencia más sus capacidades antiespamódicas.


Orégano

Otro condimento de insospechadas propiedades medicinales: posee cualidades antisépticas, antiespasmódicas y expectorantes. Se recomienda para lavar heridas y granos en la piel. Como infusión, ayuda a la digestión lenta o cuando se come en exceso, o se sufren dolores menstruales, en cuyos casos se puede combinar con anís o manzanilla. También es útil beberlo durante afecciones respiratorias: descongestiona los bronquios, alivia la tos y el dolor de pecho. Puede mezclarse en este uso con eucalipto y hierbabuena. Como contraindicación, no debe consumirse durante los tres primeros meses del embarazo.


Ortiga

Las hojas de la ortiga se pueden transformar en verdaderas "agüitas milagrosas" para las personas que sufren reumatismo. Sus propiedades antirreumáticas y desinflamantes permiten que alivie los malestares secundarios de esta enfermedad. Se recomienda comerla en ayunas, pues también posee cualidades diuréticas. Su infusión ayuda, adermás, a eliminar el exceso de Ácido úrico; en estos casos se potencia al mezclarla con corteza de sauco.


Pino

El árbol navideño por excelencia es un gran antiséptico y expectorante según la medicina alternativa. El agua de pino se recomienda para desinfectar heridas y llagas, así como su infusión caliente -donde se utilizan tanto las hojas como la corteza- para la bronquitis o laringitis, ya que alivia el dolor de pecho y hace transpirar, haciendo que baje la fiebre. En estos casos, se puede mezclar con eucalipto y tomillo para potenciar su efecto. La esencia de pino puede usarse en masajes para aliviar dolores articulares y musculares.


Romero

De propiedades expectorantes y calmantes, respirar el vaho de una infusión de romero es un remedio excelente para descongestionar las vías respiratorias, en caso de resfrío. Beberlo alivia los dolores de cabeza crónicos y es muy bueno en los ataques de asma. Externamente se usa en baños de inmersión y está comprobada su eficacia para aliviar dolores reumáticos o las hemorroides. Su uso como incienso o como esencia de aromaterapia eleva el ánimo, facilita el sueño y baja el estrés. Según la tradición popular, poner hojas de romero bajo la almohada permite sueños gratos y felices.


Ruda

La ruda ha traspasado los límites de la medicina alternativa, instalándose casi como una planta mágica, utilizada por muchas personas como símbolo de "protección" o en rituales de "limpieza y descarga". Dicen que el solo hecho de tenerla en casas y patios ya es una ayuda y beber su infusión limpia al organismo de las "malas vibras" que pueden enviarle algunas personas. Para "limpiar" la casa, nada mejor que quemar ruda en un pequeño cacharro de bronce de preferencia: se hace un pequeño fuego con carbón y luego se pone la planta seca encima.


Salvia

Esta yerba posee capacidades analgésicas, antisépticas y diuréticas. Su infusión se recomienda para tratar la infección urinaria y los problemas en el hígado. Por su propiedad sedante, se recomienda beberla en la noche en caso de insomnio y nerviosismo causado por demasiada tensión. Como cataplasma de sus hojas y tallos se usa en el tratamiento de heridas, quemaduras, úlceras crónicas o para tratar dolores reumáticos.


Toronjil

Otra popular yerba de grandes usos. Su propiedad antihipertensiva y calmante la hace útil para casos de presión alta, dolores de cabeza producto de la tensión, calambres y los malestares ocasionados por la menstruación, donde se puede mezclar con manzanilla y tilo. Pero también se recomienda beber caliente en casos de fiebre alta; mejora resfríos. Además, alivia naúseas y el malestar estomacal. Mucha gente la usa como aromatizante en baños de vapor.


Violeta
La delicada flor es un gran calmante, por lo que beber su infusión en las noches es una cura contra el insomnio, donde puede mezclarse anís y toronjil. Además, incluir en el brebaje sus raíces y hojas ayuda a desinflamar golpes internos. También alivia el estreñimiento y las molestias causadas por la indigestión. Su jarabe es usado en afecciones respiratorias, ya que descongestiona los bronquios. Eso sí, no debe excederse en el uso de las raíces, puede actuar como fuerte purgante.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu tiempo.

JUANA LARRANA EN EL DIVÁN

JUANA LARRANA EN EL DIVÁN
Llevate la imagen de Juana!!!!
Se produjo un error en este gadget.
Se produjo un error en este gadget.

Tu búsqueda.

Google
 

Add This

Bookmark and Share

Horóscopo

TAROT desde el Diván.

El mundo en un diván.

Visitante número:

Vistas a la página totales

El mundo no duerme...