google-site-verification: google812cc7c80debd47d.html
ESTE SITIO CUENTA CON UN LECTOR DE NOTICIAS PARA PERSONAS CIEGAS O DISMINUIDAS VISUALES QUE FIGURA AL PIE DE CADA POST.

2 de agosto de 2009

MATAR A LA MUJER.

Y PROHIBIDO LLORAR...
Matarla desde pequeña, eso es mejor y más efectivo. Además, de ese modo se acostumbra a estar muerta al punto de no darse cuenta. Y así, muerta, el hombre hará con su mujer-objeto lo que le plazca, con la garantía de que jamás volverá su mirada hacia otros hombres. Ni su mirada ni su deseo... Nada sabrá del placer sexual, pero eso no importa mientras él goce y ella funcione bien como "paridora" de hijos.
No podrá llorar, porque eso deshonraría a toda su familia...

Hasta aquí, tomemos estas palabras: mujer; mirada; deseo; placer; llanto (en tanto palabra). En este breve artículo no estará recortada la palabra ni prohibida la mirada. Habrá imágenes desgarradoras, porque de eso se trata nuestro contacto hoy: del desgarramiento del cuerpo.
Lo aclaro porque no faltará quien opine "-¿hacía falta que ponga estas imágenes?"... Sí, hace falta señor, señora o lo que sea o sienta ser. Hace falta decir y mirar
.
Primera imagen:


Todos conocemos este objeto, ¿verdad?. Sabemos que corta. Tiene en el centro la figura de una mujer, obviamente es una imagen destinada a divulgar algo.
Con objetos como este, a miles de niñas todos los años les arrancan el clítoris. Yo digo arrancan; otros dicen "ablación de clítoris". Es una mutilación genital femenina de acuerdo a la denominación de la OMS. Quien quiera encontrar una semejanza con la circuncisión en el varón, ha tomado un camino sin solución. Tal semejanza no existe.

Segunda imagen:

Existen varios tipos de mutilación, según informes de la ONU:

*Tipo I: escición del prepucio, con o sin extirpación parcial o total del clítoris.

*Tipo II: escisión del prepucio y el clítoris, junto con la extirpación parcial o total de los labios menores.

*Tipo III: escisión parcial o total de los órganos sexuales externos y cosido o estrachamiento de la abertura vaginal. También se conoce con el nombre de infibulación.

*Tipo IV: incluye perforación, desgarramiento o incisión del clítoris y los labios; estiramiento del clítoris, los labios menores o los dos; cauterización del clítoris y los tejidos adyacentes; raspadura del orificio vaginal o mutilación de la vagina; introducción de sustancias corrosivas o hierbas en la vagina para hacerla sangrar con el objetivo de estrecharla para aumentar el placer en el hombre.

La pérdida casi total de sensibilidad es la principal consecuencia para las afectadas, con el añadido trauma psicológico. Hay mujeres que mueren desangradas o por infección en las semanas posteriores a la intervención, ya que se realiza casi siempre de manera rudimentaria, a cargo de curanderas o mujeres mayores, y con herramientas no muy ortodoxas como cristales, cuchillos oxidados o cuchillas viejas de afeitar y nunca en centros sanitarios.

El psicoanalista Jorge Kury(1) ,experto en trastornos de la sexualidad, comenta: "Habría que hacer la salvedad de que las marcas y mutilaciones rituales de los órganos genitales son bastante comunes, siendo la más difundida la circuncisión practicada por los judíos. Estos ritos son una forma simbólica de ser parte de una cultura, por eso casi siempre se practican en la pubertad. Sería una forma de poner coto, de cortar algo de esa sexualidad desbordante que es vivida como amenaza. En el caso de la ablación del clítoris, el sentido es asegurar la fidelidad de las mujeres y su usufructo como objetos sexuales dóciles por parte del marido." Según Irene Meler (APBA) se trata de una modalidad extrema de opresión y revela una de las variedades más crueles de dominación social masculina.

Según las estadísticas, la práctica de la ablación afecta en la actualidad alrededor de unas 135 millones de mujeres y niñas en el mundo. Se cree que cada vez se practica a niñas con una edad mucho menor quienes sufren la mutilación para evitar que puedan juzgar la práctica por sí mismas al ser mayores.

El aumento de la inmigración ha traído ésta práctica a Europa. La mutilación genital femenina, en cualquiera de sus modalidades, se encuentra penada por la ley en los principales países del continente con algunas excepciones como Italia o Irlanda. No obstante, aunque existen en algunos países europeos normativas legales de control sobre el permiso de salida para las niñas en situación de riesgo por este tipo de costumbres, hay denuncias de que medio millón de mujeres y niñas han sufrido la MGF en Europa en los últimos tiempos, incluso en centros sanitarios bajo cuerda.

La embajadora de la Organización de las Naciones Unidas contra la ablación, la ex-modelo somalí Waris Dirie, quien sufrió infibulación a los 5 años, ha conseguido que ésta práctica sea ilegal en algunos países africanos, aunque se siga practicando de hecho. UNICEF, en un informe, afirma que ésta práctica se puede eliminar en una generación si hay un esfuerzo cultural.


La ablación es una costumbre extendida en una amplia región de África, donde es practicada indistintamente por musulmanes, cristianos, y animistas.

Ha despertado gran interés y sorpresa el hecho de que en fechas recientes, se encontraron claras evidencias de que la práctica de la ablación se ha difundido a tribus indígenas de la etnia embera-chamí que habitan en el suroccidente de Colombia. El hecho quedó en evidencia por las denuncias de autoridades a cargo de la defensa de los derechos humanos y la muerte de niñas indígenas por infecciones producto de operaciones quirúrgicas llevadas a cabo en precarias condición de asepsia.

Las autoridades indígenas, agremiadas en la Organización Nacional Indígena de Colombia, ONIC, han pedido que no se adelanten juicios sin conocer las realidades de las costumbres locales y alegan el derecho de los pueblos indígenas a su autodeterminación. El asunto es objeto de un profundo debate, pues quienes abogan por la defensa de los derechos de la mujer, que consideran violados con la mutilación, insisten que tal autodeterminación no puede estar por encima de lo dispuesto en la Constitución Nacional de Colombia, norma que prima sobre cualquier otra en el ámbito nacional y en ella se prohíbe claramente este tipo de prácticas.

"Por cada mujer que matan -no importa el modo-, algo muere dentro del resto de las mujeres del mundo." (M.B. Otero)



__________

Fuentes:

(1) Jorge Kury en diálogo con "Viva".

Organización Mundial de la Salud.

Organización de las Naciones Unidas

Amnistía Internacional.

Wikipedia

_________________

¡Espero tu comentario!
www.carnededivan.blogspot.com
Contacto: carne_dedivan@yahoo.com.ar

2 comentarios:

  1. Hola, Memé. Vi el otro dia la película "La flor del desierto" y me ha dejado traumada... Nunca una película había causado ese efecto en mi, no pude dormir, necesitaba gritar de impotencia, lloré lágrimas amargas, dormí abrazada a mi hija de tres años... los que tiene la protagonista de la película cuando le cortan toda su vulva y la cosen. En la película no se ven imágenes específicas de la entrepierna, pero no me hicieron falta. Ando recabando información de asociaciones que hagan algo, he escrito a una de Ciudad Real donde puedes hacer un donativo de 30€ y con ellos "compran" la ablación de una niña, convenciendo a la familia. Tambien puedes apadrinarlas, les evitas la ablación y les aseguras alimentación, sanidad y educación hasta la mayoría de edad. Necesito hacer algo, aunque aun no he recibido respuesta.
    Gracias por tu recopilación, yo ando haciendo una tambien para colgarla en mis blogs y divulgarla por facebook.
    Saludos,
    Mireia

    ResponderEliminar
  2. Hola Mireia! Dices que necesitas hacer algo... Ya estás haciéndolo!
    Comprometerse es el primer paso.
    Espero que ayudes a muchas personas a dar el primer paso.
    Abrazo de rana!

    ResponderEliminar

Gracias por tu tiempo.

JUANA LARRANA EN EL DIVÁN

JUANA LARRANA EN EL DIVÁN
Llevate la imagen de Juana!!!!
Se produjo un error en este gadget.
Se produjo un error en este gadget.

Tu búsqueda.

Google
 

Add This

Bookmark and Share

Horóscopo

TAROT desde el Diván.

El mundo en un diván.

Visitante número:

Vistas a la página totales

El mundo no duerme...